Blog de Pedro Colmenero

Profesor de Geografía e Historia, IES Tierrablanca, La Zarza (Badajoz)

20º aniversario de la caída del Muro de Berlín

Posted by pedrocolmenero en noviembre 1, 2009

Puerta de Brandeburgo en 1987 desde el lado occidental (foto: WIkipedia)

Tras la autoproclamación de la República Democrática de Alemania en 1949, sus fronteras quedaron prácticamente blindadas a la salida de sus habitantes. Sin embargo existía una grieta en el interior de la misma RDA que, como un pinchazo en una rueda, permitió la silenciosa salida de 3 millones de personas hacia la capitalista República Federal de Alemania. Este flanco débil lo constituía la trama urbana de la antigua capital del Reich ocupada por las cuatro potencias vencedores: el enclave de Berlín occidental.

De este modo, el llamado Berlín occidental se convirtió en destinio de fuga de muchos habitantes de la RDA y otros países del Telón de Acero descontentos con los nuevos regímenes comunistas controlados por la U.R.S.S. En muchas ocasiones se trataba de jóvenes con formación académica, lo que constituía una fuga de cerebros que amenazaba a la economía de la RDA.

Por otro lado, unos 50.000 habitantes de Berlín Oriental trabajaban y vivían en Berlín Oeste, lo que despertó las sospechas de la Policía Popular de la RDA debido al contrabando ya que la economía planificada de la RDA contrastaba con la abundancia y libremercado del Berlín occidental.

hpim73681

Antiguo trazado del muro marcado en el actual suelo de Berlín

Comprendiendo las autoridades de la RDA con su presidente Walter Ubricht a la cabeza, que el flujo de fugas no podría continuar, se consultó a la Unión Sovietica de Kruschev a cerca de las medidas para logar un bloqueo de la línea fornteriza entre ambas partes de Berlín. Así, el 11 de agosto la Cámara del Pueblo de la RDA autorizó al Gobierno a iniciar las medidas correspondientes. Al día siguiente, el Gobierno decidió emplear a las fuerzas armadas para ocupar la frontera de Berlín Oeste y construir el Muro. En la noche de ese mismo día, del 12 al 13 de agosto de 1961, y sin previo aviso se sustituyó la primitiva alambrada por un muro, vigilado por 5.000 miembros de la policía de fronteras Alemana, 5.000 miembros de la Policía Popular y 4.500 miembros de las brigadas, mientras que las tropas soviéticas se situaron preparadas para el combate en la misma frontera. Del mismo modo, todos medios de transporte urbano que comunicaban los dos lados de Berlín fueron dentenido, a excepción del metro, que posteriormente también fue cerrado.

El muro alcanzó 160 kilómetros de longitud por las que se realizaron 5000 fugas, siendo testigo de la muerte de 136 personas que fracasaron en sus respectivos intentos.

El 11 de marzo de 1985, Mijail Gorbachov fue elegido Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética. Desde ese momento, con sus plan de reformas (Perestroika y Glasnost) y su nueva manera de entender las relaciones internacional, se pudo ver la luz al final del túnel. Si el cambio de la orientación de la URSS no s hubiera creado las condiciones favorables para la caída del muro.

Muro de Berlín ocupado por ciudadanos alemanes en noviembre de 1989 (Wikipedia)

Desde agosto de 1989 las restricciones de paso por distintos países del Este de ciudadanos de la RDA se redujeron, llegando a contabilizarse 13000 alemanes orientales emigrados hacia Austria a través de Hungría durante ese mismo mes de agosto. La presión interna en la RDA se hacía insoportable para el gobierno,  y la URSS ya no era la de antaño que reprendía con los tanques cualquier movimiento que se apartase del camino marcado por Moscú. El presidente de la RDA, Erich Honecker, renunció en octubre siendo relevado por Egon Krenz. El flujo de emigrantes cambió y ahora se dirigían a Checoslovaquia, cuya embajada de la RFA quedó completamente colapsada por alemanes orientales que no dudaban en saltarse los muros de la sede diplomática.

Durante el mes de noviembre se sucedieron diferentes proyectos sobre leyes de emigración. Finalmente el 9 de noviembre se promulgó un plan que permitiría a los habitantes de toda la República Democrática de Alemania obtener visados temporales de visita al exterior y que entraría en vigor al día siguiente. Sin embargo, el miembro del politburó se equivocó en la rueda de prensa indicando que ese plan ya estaba en vigor desde el mismo día 9. Lo que ese miembro del politburó llamado Günter Schabowski anunció fue lo siguiente

Los viajes privados al extranjero se pueden autorizar sin la presentación de un justificante — motivo de viaje o lugar de residencia. Las autorizaciones serán emitidas sin demora. Se ha difundido una circular a este respecto. Los departamentos de la Policía Popular responsables de los visados y del registro del domicilio han sido instruidos para autorizar sin retraso los permisos permanentes de viaje, sin que las condiciones actualmente en vigor deban cumplirse. Los viajes de duración permanente pueden hacerse en todo puesto fronterizo con la RFA.

Esto significaba que el muro dejaba de tener sentido ya que se otorgaba libertad a los ciudadanos de la RDA para pasar al otro lado de la frontera. La noticia corrió como la pólvora y a las once de la noche el puesto de control de Bornholmerstrasse abrió sus puertas debido a la enorme cantidad de gente congregada y a que los mismo guardias no sabían realmente qué hacer. Pocas horas después, ya en el día 10 de noviembre de 1989, los alemanes comenzaron la destrucción del muro, el llamado también muro de la vergüenza.

Una respuesta to “20º aniversario de la caída del Muro de Berlín”

  1. Muy bueno Pedro, como siempre.
    Yo quería publicar algo así en mi blog pero como tú ya lo has hecho, te remitiré a tu blog desde el mío.
    ¡Viva la filosofía Creative Commons!
    ¡Olé tus… posts!

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: